Lista articulos

Yin y Yang

Todo en la naturaleza está integrado por un componente positivo y otro negativo, de modo que el estudio de Kyusho no iba a ser menos. Como ya he mencionado muchas veces en otros artículos, los verdaderos beneficios del Kyusho son amplios y diversos, entre los que se incluye la habilidad de curar y aliviar problemas de salud y sus síntomas asociados. El cuerpo humano posee la asombrosa habilidad de curarse a sí mismo para mantenerse en equilibrio. Sin embargo, existen elementos internos o externos que alteran o rompen este equilibrio y causan una serie de consecuencias físicas como pueden ser sarpullidos, molestias, dolores... El Arte de Kyusho, conocido en cantonés como Dim Mak, nació del estudio de la acupuntura. Este es el relato de los hechos: un antiguo acupunturista llamado Cheng Seng Feng postulaba que invirtiendo el método de acupuntura podía infligirse daño sobre el cuerpo en lugar de sanarlo. Para demostrar esta hipótesis -según cuenta la leyenda- realizaba sus experimentos con los presos convictos. A partir de un estudio minucioso y detallado registró, no sólo los métodos más perjudiciales, sino también el tiempo que tardaba en provocar el mal. Con estos datos y su habilidad en las Artes Marciales formuló una serie de posturas y movimientos del cuerpo que caracterizaban todas las "recetas" que había descubierto. Durante su procesode investigación hacia un nuevo Arte Marcial realizaba todo lenta y concienzudamente, disfrazando a la vez sus conclusiones y conocimientos. A la fusión de sus nuevos descubrimientos y su nuevo Arte Marcial le dio el nombre de "El Gran Puño Definitivo"... conocido en la actualidad como "Tai Chi Chuan". Así se fundieron en una sola las tres partes del Ser humano: la Mente (la intención), el Cuerpo (el movimiento y las posturas) y el Espíritu (Chi) nuestra parte inaprensible. El hecho de que las raíces del Kyusho/Dim Mak crecieran a partir de las Artes Sanatorias, así como la posibilidad de conocer los principios subyacentes y los métodos para conseguir un cuerpo equilibrado y sano conducirá al practicante a una comprensión más amplia de los aspectos marciales. De manera que empezandocon los componentes Yin (resurgimientos, capacidad para corregir lo desequilibrado, lo detenido o lo inverso en tu compañero), continuamos con el estudio paralelo del Yang (dañar al oponente). Actualmente ya no se recurre a los presos convictos para probar estos conocimientos, por lo tanto ¿cómo podemos practicar y aprender con las manos para llevar a a práctica todas estas teorías? La respuesta del Yang reside siempre en el Yin, ¡aprende a sanar! Muchas personas a tu alrededor necesitan alivio pues sufren distintas enfermedades o aflicciones; otros desean disfrutar de un masaje que incorpore los puntos de presión (Tui Na). Trabajando con los puntos de presión nunca tendréis escasez de personas con quienes practicar. Eso sí, aprender despacio y concienzudamente la ubicación de estos puntos y la forma más correcta de manipularlos, de este modo además mejoraréis vuestra habilidad marcial. Tanto los métodos Yin como los métodos Yang para utilizar los puntos de presión dependen del flujo de energía y de su dirección. El aprendizaje se realiza con las manos a partir de unos métodos de curación sencillos pero muy eficaces. En el primer nivel de formación aprendemos y practicamos las tres curaciones principales, así como un método para acabar con el dolor de cabeza. Ante el ritmo impuesto por la sociedad moderna la mayoría de nosotros hemos sufrido dolores de cabeza y también la mayoría recurre a medicamentos o drogas para aliviar (o enmascarar) el dolor. En lugar de ingerir un producto fabricado por el hombre que provoca efectos secundarios, ¿no sería más inteligente utilizar el masaje de ciertos puntos de presión para aliviar el dolor de una forma puramente natural? Existen dos zonas donde pueden producirse los dolores de cabeza: los laterales y la línea central de la cabeza. En el primer caso, abriremos y liberaremos la energía sobrante que se ha acumulado en el Meridiano de la Vesícula Biliar para eliminar el dolor en la zona lateral de la cabeza. Para aliviar los dolores de la línea central de la cabeza trabajaremos el Meridiano de la Vejiga, drenando de nuevo el exceso de energía generado por bloqueos o por un exceso de estímulos. Una vez liberadas estas dos zonas, podemos trabajar con más detalle y de forma natural las zonas de dolor más específicas. El Kyusho incluye en su entrenamiento métodos curativos como por ejemplo emplear el Yin para equilibrar el Yang. Aprender la anatomía humana y comprender el flujo de la energía incrementará vuestra habilidad marcial hasta niveles muy altos. Deberíais preguntaros a vosotros mismos en cuántas situaciones reales de "peleas" y de "defensa personal" podéis llegar a encontraros, en comparación con el número de personas que se cruzan en vuestro camino que sufren y padecen cualquier tipo de dolor a quienes podríais ayudar. Sin ninguna duda resulta imperativo estar preparado para defenderos ante cualquier adversario, pero yo os planteo ¿podrían considerarse también el dolor y el malestar físico como adversarios?

Shihan Evan Pantazi Arriba