Lista articulos

La amenza del Kyusho Jitsu

Publicado en la revista Cinturon Negro

Cuando se define la Tradición en su sentido más exacto, diciendo que es la ciencia de nuestros antepasados, la reacción habitual es una escéptica ironía entre los más educados, una ruidosa hilaridad entre los demás, todos ellos debidamente condicionados por la enseñanza de las escuelas modernas y las Universidades, que pretenden que los bocetos de seres humanos que eran aquellos antepasados no podrían haber poseído los bastos conocimientos del hombre de nuestros días. Grave error, e intentare explicar el porque de esta rotunda afirmación. Nadie discutirá que las catedrales del siglo XII, por ejemplo precisaron de unos maestros de obras poco comunes, y de unos tallistas y picapedreros altamente cualificados que hoy resultarían muy difíciles de encontrar. Más lejanas en el tiempo son las pirámides de Egipto o la de la América Latina, y sería demasiado fácil, por no decir ilógico , ver en estas construcciones el simple trabajo de hormigas de un innumerable ejército de esclavos sin ninguna formación especial, a las ordenes de algunos iluminados tiranos. Por el contrario, en esos monumentos hay un entusiasmo y una auténtica ciencia sin equivalente alguno en nuestra época moderna. Esto no es una excepción en las Artes Marciales tradicionales, cuantos hemos escuchado hablar sobre el Dim Mak, "el toque de la muerte", que todas las artes marciales tienen, esos puntos que nuestro Maestro nos dice que son mortales o que producirán unas lesiones en el agresor muy severas... El conocer donde y como golpear nos concede tener una habilidad extraordinaria, un conocimiento fisiológico y anatómico del cuerpo humano para poder controlar , incapacitar o noquear a nuestros agresores con un mínimo de esfuerzo y sin tener que dañarle físicamente (con los consecuentes problemas legales). Pero, ¿por qué solo se quedan estos conocimientos en simples palabras? La Kyusho International es la única organización que esta demostrando públicamente estas técnicas, explicando el porque, donde y como se trabajan. Han quitado los tapujos y el misticismo que rodeaban estas técnicas, lo han convertido en algo practico, dando una explicación científica y medica a cada reacción. Trabajamos con la comprensión de la medicina tradicional China y con la medicina Occidental, unidas por vez primera para entender el cuerpo humano y sus verdaderas debilidades. Existen varias teorías para poder adaptar el kyusho a todas las disciplinas, principalmente explicadas en conceptos chinos:

  1. Atacar a lo largo del recorrido del meridiano
  2. Atacar a la estructura formada por el Yin Yang
  3. Atacar en concordancia al ciclo diario
  4. Atacar siguiendo el ciclo de destrucción
  5. Utilización de los puntos especiales

Y todo esto, aunque de primeras parezca confuso y complicado de entender, es posible usando nuestro estilo! No es necesario tener que cambiar de disciplina, de viajar para conocer a un viejo maestro que solo da clases a un grupo reducido de "selectos" estudiantes. El kyusho te enseñara donde y como golpear, interpretando tus movimientos, enfocándolos a los puntos de presión del cuerpo. Y no solo es buen complemento a cualquier arte o estilo por su eficacia en combate, sino que, además, te nutre de unos magníficos conocimientos sobre Medicina tradicional China (MTC), trabajo energético y , entre muchos otros, y no el menos importante, de unas aplicaciones sexuales que están causando furor en las parejas que lo han aprendido!! El apartado de curación, usando técnicas de MTC es un apartado que tendrían que valorar todas las escuelas, ya que tan importante es hacer daño como saber como restaurar ese daño. Desde un simple dolor de cabeza, mareos, dolores musculares a incluso aliviar, a los mas osados, la resaca del día después de una larga fiesta nocturna... El trabajo energético, nos favorece en muchos apartados, no solo por la increíble ayuda que supone para nuestra salud, sino también por darnos un mayor entendimiento sobre las bases del Kyusho, que trabajan los meridianos energéticos para bloquear, siguiendo algunos ciclo elementales, esa energía consiguiendo efectos previsibles en el cuerpo del adversario. En la antigüedad, las katas, eran más que simples movimientos preestablecidos, cada movimiento esta dirigido a un lugar determinado y de una forma concreta, sabiendo de antemano que reacción tendría el oponente...la evolución y las continuas guerras en Oriente hicieron que se ocultaran las verdaderas aplicaciones y con el paso del tiempo casi se perdieran por completo... En nuestra organización se han recuperado estas técnicas y se han estructurado dentro de un programa claro en su comprensión, para que aquel artista marcial que sabe que en su estilo "falta algo" pueda llenar ese vació que el paso de los años a dejado en la gran mayoría de estilos.

Sebastián Deibe Arriba